La agricultura está experimentando una transformación sin precedentes

Con una formación multidisciplinar que abarca desde la Lingüística hasta el Management, Mercedes de la Torre fusiona su pasión por el lenguaje con su visión estratégica para liderar el camino hacia un futuro sostenible en Limagrain Ibérica. Su recorrido profesional, marcado por el compromiso con la excelencia y la búsqueda constante de la innovación, le ha llevado a ocupar el puesto de directora de Marketing en una de las empresas líderes del sector agrícola.

Mercedes es Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Salamanca y, tras ejercer como docente en una universidad en EE.UU., decidió especializarse en Marketing, cursando el Máster en Dirección de Marketing de ESIC y completando recientemente un EMBA.

 

¿Qué te llevó a postularte para esta posición y qué te atrajo de este sector?

Desde mis inicios en Marketing, he explorado diversas industrias. La propuesta de Limagrain me cautivó porque aun siendo un sector nuevo para mí, su enfoque en alimentar al mundo representaba un desafío apasionante. El reto de hacer Marketing en un ámbito con tanto potencial fue lo que me más me atrajo.

¿Destacarías algún logro o proyecto significativo de tu carrera profesional?

Uno de los proyectos de los que más orgullosa me siento es el desarrollo de la campaña «Pasión por la Agricultura», cuyo objetivo final era resaltar el valor de la agricultura y la dedicación de los agricultores. Esta iniciativa tuvo un gran impacto en el sector y posteriormente se convirtió en el principal eslogan, casi un mantra, de Limagrain Ibérica.

Me enorgullece especialmente haber contribuido a reforzar el reconocimiento de la agricultura a través de nuestra empresa.

 

«La campaña «Pasión por la Agricultura» fue iniciativa tuvo un gran impacto en el sector y posteriormente se convirtió en el principal eslogan, casi un mantra, de Limagrain Ibérica».

 

¿Cuáles son los objetivos principales que persigue Limagrain Ibérica en términos de innovación y nutrición vegetal?

En Limagrain, creemos que la innovación es fundamental para la agricultura sostenible. Por ello realizamos importantes inversiones en investigación y desarrollo (I+D) para asegurar nuestra competitividad y afrontar los desafíos actuales. En España, nos enfocamos en obtener nuestras variedades adaptadas a las diversas condiciones agroclimáticas del país, buscando así ofrecer soluciones óptimas para los agricultores.

¿Qué estrategias emplea Limagrain Ibérica para evaluar y asegurar la calidad de sus semillas y productos dirigidos a los agricultores?

Nuestro principal compromiso es ofrecer semillas de la más alta calidad, fundamentales para garantizar la seguridad alimentaria. Esta calidad se traduce en un óptimo rendimiento, resistencia a enfermedades y adaptabilidad a diferentes condiciones. Para respaldar a nuestros agricultores, empleamos además herramientas digitales avanzadas y proporcionamos asesoramiento especializado a través de nuestros, muy experimentados, equipos técnicos.

¿Cuáles son los servicios de asesoramiento o apoyo técnico que Limagrain Ibérica proporciona a los agricultores para mejorar el rendimiento de sus cultivos?

Nuestro equipo comercial, compuesto en su gran mayoría por ingenieros agrónomos, ofrece asesoramiento especializado y organiza regularmente jornadas formativas para mantener a los agricultores actualizados y al tanto de las mejores prácticas. Como ya señalaba, les proporcionamos también herramientas digitales innovadoras que simplifican la gestión de sus cultivos y les permiten tomar decisiones informadas, tanto a la hora de elegir una variedad, como para optimizar su rendimiento.

 

«Para respaldar a nuestros agricultores, empleamos herramientas digitales avanzadas y proporcionamos asesoramiento especializado a través de nuestros, muy experimentados, equipos técnicos».

 

¿Cuáles son los mayores desafíos de Limagrain Ibérica en materia de cumplimiento del nuevo marco normativo europeo y cómo los abordáis?

En Limagrain Ibérica, nos comprometemos con prácticas de responsabilidad social corporativa y cumplimos con los estándares éticos y sociales más rigurosos. Nos encontramos con desafíos tales como la seguridad de la información, el respeto a la privacidad y la conformidad con las normativas medioambientales y sociales. Abordamos estos desafíos mediante una gestión proactiva y continua, garantizando el cumplimiento en todas nuestras operaciones y promoviendo una cultura de transparencia y responsabilidad en toda la organización.

¿Qué tendencias o innovaciones estáis observando en vuestro sector y cómo se está adaptando la compañía a estos cambios?

Actualmente, la agricultura está experimentando una profunda transformación impulsada por tecnologías emergentes como drones, Internet de las cosas (IoT) e Inteligencia Artificial (IA). En este sentido, permanecemos atentos a estas tendencias y nos adaptamos activamente a ellas mediante una investigación constante y el desarrollo de soluciones innovadoras. Limagrain se compromete a estar a la vanguardia de estas tecnologías para seguir brindando productos y servicios de calidad que satisfagan las necesidades cambiantes de nuestros clientes y del sector agrícola en general.

 

«Nuestro compromiso fundamental es producir más y mejor, garantizando la seguridad alimentaria para las generaciones futuras».

 

En un contexto de globalización y avance tecnológico, ¿cuál es la propuesta diferencial que ofrece Limagrain Ibérica?

Limagrain Ibérica destaca por su combinación única de experiencia local y respaldo de un grupo internacional. Esto nos permite ofrecer soluciones innovadoras para promover una agricultura más sostenible y productiva. Nuestro compromiso fundamental es producir más y mejor, garantizando la seguridad alimentaria para las generaciones futuras.

La salud de la planta empieza por tener suelos sanos

En el mundo actual, donde la agricultura se enfrenta a grandes desafíos como el cambio climático, la escasez de agua y la creciente demanda de alimentos, es fundamental buscar soluciones sostenibles que nos permitan producir alimentos de forma eficiente y respetuosa con el medio ambiente. En este contexto, los suelos supresivos se presentan como una alternativa prometedora.

Los suelos supresivos de patógenos se han identificado en todo el mundo durante casi 60 años y se atribuyen principalmente a microorganismos supresivos o antagonistas. Su estudio se remonta a los años 70, cuando los profesores Baker y Cook los definieron como “aquellos suelos en los que la incidencia o severidad de una enfermedad sigue siendo baja, a pesar de que exista la presencia de un patógeno, el hospedero susceptible y las condiciones ambientales que favorecen su infección y posterior desarrollo de la enfermedad”.

La investigación sobre suelos supresivos ha intentado comprender cómo los microorganismos pueden reducir las enfermedades, incluso en presencia del patógeno. Los avances recientes en el estudio de microorganismos han proporcionado nuevas herramientas para reexaminar y caracterizar aún más la naturaleza de estos suelos. Algo en lo que DELAGRO ya trabaja, ofreciendo soluciones que ayuden a mejorar la supresión de los suelos.

En los sistemas agrícolas, la productividad de los suelos se ha visto afectada negativamente debido a prácticas convencionales de agricultura que se basan en monocultivos y el uso de fertilizantes químicos que crean suelos conductivos, donde la presencia de enfermedades es importante. Por este motivo, es necesario un cambio en las prácticas tradicionales que se centran en la fertilización química con producto de bajo valor añadido o dudosa calidad. La salud de las plantas empieza en el suelo y cuanto mejor se trabaje este, menor probabilidad tendrán de padecer enfermedades.

 

¿Qué son los suelos supresivos?

Un suelo supresivo es aquel que tiene la capacidad natural de reprimir el desarrollo de patógenos que causan enfermedades en las plantas. Esta capacidad se debe a la presencia de una comunidad microbiana diversa y equilibrada, que actúa como una barrera natural contra las plagas y enfermedades.

Beneficios de cuidar el suelo y fomentar la supresividad

  • Reduce la necesidad de pesticidas y otros agroquímicos. Al controlar las enfermedades de forma natural, se reduce la necesidad de utilizar productos químicos, lo que conlleva un ahorro de costes para el agricultor.
  • Mejora la salud y la productividad de las plantas. Un suelo sano y equilibrado proporciona a las plantas los nutrientes y el agua que necesitan para crecer de forma vigorosa y saludable.
  • Aumenta la resiliencia de los cultivos. Los suelos supresivos son más resistentes a los efectos del cambio climático y otros factores de estrés ambiental.
  • Mejora la calidad del agua. Los suelos sanos filtran el agua y retienen los nutrientes, lo que ayuda a proteger las fuentes de agua potable.

 

¿Cuánto tiempo requiere un suelo para mostrar supresividad a patógenos?

La supresividad de un suelo frente a patógenos se desarrolla gradualmente a lo largo del tiempo. La rapidez con la que se manifiesta esta supresividad está influenciada por factores ambientales y prácticas agrícolas, siendo la adición de materia orgánica una medida clave. Se pueden distinguir dos tipos de suelos supresivos: los naturales, que exhiben esta capacidad de manera inherente debido a sus características físicas, químicas y biológicas, y los inducidos, cuya supresividad es el resultado de prácticas agrícolas específicas.

 

¿Cómo podemos fomentar la supresividad del suelo?

Existen diversas prácticas agrícolas que pueden ayudar a fomentar la supresividad del suelo, como:

  • Reducir la labranza. La labranza excesiva puede dañar la estructura del suelo y la comunidad microbiana.
  • Aumentar la materia orgánica. La materia orgánica es una fuente de alimento para los microorganismos beneficiosos del suelo.
  • Utilizar cultivos de cobertura. Los cultivos de cobertura ayudan a proteger el suelo de la erosión y a mejorar la salud del suelo.
  • Aplicar compost y biofertilizantes. El compost y los biofertilizantes son fuentes de nutrientes y microorganismos beneficiosos para el suelo.

De cara a conseguir suelos supresivos la labor del técnico es fundamental, un asesoramiento en este campo puede marcar la diferencia. Contar con una estrategia de manejo que ayude al agricultor a realizar una óptima gestión del suelo es clave para conseguir buenos resultados.

 

En conclusión, los suelos supresivos son una herramienta poderosa para promover una agricultura más sostenible. Al cuidar el suelo y fomentar la supresividad, podemos lograr mejorar la productividad de nuestros cultivos, lo que traduce en una mejora de la rentabilidad para el agricultor o ganadero.

Si deseas saber más sobre cómo gestionar los suelos o realizar estrategias de supresión de suelos, ponte en contacto con nosotros.

Biocontrol y Bionutrición: aliados sostenibles para la agricultura del futuro

Mildiu, oídio, botrytis, armilaria, polilla, mosquito verde… son algunas de las enfermedades y plagas más comunes que afectan a nuestros cultivos. Pueden ocasionar daños que deriven en graves pérdidas de cosecha, con la consiguiente pérdida de rentabilidad, y cada vez son más habituales a causa del cambio climático, el movimiento de mercancías, etc. Hasta ahora, la forma habitual de combatir estos patógenos era aplicando productos de síntesis química, todos ellos con un significativo impacto ambiental. En la actualidad, el escenario normativo ha cambiado y muchas de las materias activas que se venían utilizando ya no están disponibles y algunas de las existentes desaparecerán en un corto plazo de tiempo. Esto dificultará la labor de los productores a la hora de combatir los patógenos a los que están expuestos sus cultivos.

Afortunadamente, agricultores y ganaderos pueden estar tranquilos. Delagro, como uno de los mayores referentes en el sector agroganadero, lleva años apostando por productos innovadores y alternativos, respetuosos con el medioambiente y adaptados a las nuevas exigencias de carácter medioambiental. Hablamos de las soluciones de biocontrol y bionutrición, que complementarán en primera instancia a las herramientas actuales, con el objetivo de llegar a sustituirlas en un futuro próximo.

Roberto Fuentes, gerente y enólogo de la 𝐁𝐨𝐝𝐞𝐠𝐚 𝐆𝐨𝐥𝐩𝐞 𝐚 𝐆𝐨𝐥𝐩𝐞

 

Una forma diferente de hacer las cosas con mejores resultados

Al hablar de biocontrol y bionutrición debemos abandonar el escepticismo, dado que la efectividad de estos métodos y sus magníficos resultados están ampliamente contrastados. Son soluciones que se llevan utilizando con éxito en agricultura intensiva desde hace muchos años. En palabras de Jesús Sánchez, técnico especialista en viñedo de Delagro: “Adaptarnos y ser más eficientes a la hora de combatir las plagas y enfermedades de nuestros cultivos nos permitirá diferenciarnos y añadir valor al producto que ofrecemos a nuestros consumidores. Actualmente, gracias a la biotecnología y a la I+D+i, ya disponemos de herramientas de biocontrol como los insectos depredadores, microparásitos que atacan a un amplio espectro de hongos fitopatógenos y oomicetos, hongos entomopatógenos que se utilizan para el control de plagas de insectos, bacterias entomopatógenas de origen natural que combaten plagas de manera efectiva, entre otras muchas soluciones».

Por ejemplo, la presencia de una araña roja que arroja ácaros fitoseidos o de la larva de un mosquito cecidómido (Feltiella acarisuga), ambos totalmente inofensivos para la planta, controlarían  la plaga de tetraníquidos para que esta no pudiera perjudicar el cultivo.

 

Biocontrol como forma de combatir enfermedades

Efectos del mildiu en un viñedo en un estadío temprano del racimo

El biocontrol se refiere al uso de organismos vivos para controlar poblaciones de plagas y enfermedades en cultivos. En lugar de depender exclusivamente de pesticidas químicos, el biocontrol utiliza enemigos naturales para mantener el equilibrio en los ecosistemas agrícolas. Este enfoque no solo es más sostenible, sino que también ayuda a prevenir resistencias que disminuyen la eficacia de las herramientas convencionales.

Las soluciones de bionutrición buscan aportar a las plantas los nutrientes que necesitan en el momento adecuado, ayudándolas con sus propios procesos metabólicos. Se consigue así una mejora en el desarrollo, vigor, rendimiento y calidad de los cultivos, y se estimulan procesos naturales que benefician el crecimiento y la respuesta de la planta tanto al estrés abiótico (altas y bajas temperaturas, por ejemplo) como al biótico (ataque de enfermedades).

Según Jesús Sánchez, “la bionutrición está mucho más extendida de lo que pensamos y lleva mucho tiempo asociada a la agricultura. Los bioestimulantes, por su parte, desempeñan un importante papel en la agricultura convencional, complementando la nutrición y la protección de cultivos», explica el técnico.

«Productos innovadores como Blue Star o Blue Cycle ponen a disposición de nuestros agricultores soluciones biológicas exclusivas, capaces de mejorar la salud y el rendimiento de las plantas, y de servir de complemento de base natural a los productos químicos sintéticos», añade Sánchez.

 

 

La bioestimulación, un aliado para mejorar el desarrollo de las plantas

A través de la utilización de bioestimulación, microorganismos beneficiosos y materia orgánica de calidad, se busca mejorar la salud del suelo y optimizar la absorción de nutrientes por parte de las plantas. “La salud del suelo ha sido una gran olvidada a lo largo de la historia, pero cada vez más los agricultores son conscientes de la necesidad de conservar su riqueza, única e irreemplazable. Un suelo sano y vivo permitirá un mayor aprovechamiento de los nutrientes, mejores producciones y mejores rentabilidades que es, en definitiva, lo que busca todo agricultor y ganadero”, explica el especialista de Delagro, Jesús Sánchez.

Existe una gran diversidad de bioestimulantes en el mercado (con base vegetal, de algas…), capaces de modular la expresión genética de las plantas e inducir cambios metabólicos que luego se observan en el campo. Los bioactivadores, por su parte, permiten estimular y/o desbloquear la actividad nutricional radicular y/o foliar del cultivo, actuando como vigorizantes. “Aunque actualmente existe una gran oferta en el mercado que puede dificultar elegir la solución más adecuada, el asesoramiento por parte de los técnicos facilitará esta decisión. Lo que no es discutible son los beneficios que aportan a los cultivos, y es por ello que en Delagro estamos dedicando importantes esfuerzos a la  investigación y desarrollo de productos de esta naturaleza y potenciando su utilización”.

 

Racimo bien formado y lleno

 

Desafíos y futuro del biocontrol, la bioestimulación y la bionutrición

El futuro de la agricultura sostenible y la nutrición vegetal dependerá en gran medida de la integración exitosa de enfoques como el biocontrol y la bionutrición en las estrategias de control actuales. A medida que la demanda de alimentos crece y la presión sobre los recursos naturales aumenta, es crucial avanzar hacia métodos de producción más efectivos y compatibles con el cuidado del medioambiente.

En conclusión, el biocontrol y la bionutrición representan un paso significativo hacia una agricultura más resiliente. Al adoptar estas prácticas no solo aseguramos la seguridad alimentaria, sino que también nos aproximamos al objetivo compartido de preservar la salud de nuestro planeta para las generaciones futuras. La colaboración entre la ciencia, los agricultores y las instituciones será esencial para llevar adelante esta revolución verde.

 

La agricultura regenerativa como forma de mejorar la salud de suelo

La regeneración del suelo es el proceso de mejorar la calidad del terreno agregando materia orgánica, un aporte que facilita el drenaje, la retención de agua y la nutrición de las plantas. La agricultura de regeneración implica devolver al suelo nutrientes y materia orgánica para restaurar su fertilidad y productividad.

Como parte fundamental de su estrategia de sostenibilidad y de su compromiso con la preservación del medio natural, DELAGRO apuesta por la regeneración de los suelos y fomenta entre sus socios y clientes la aplicación de prácticas regenerativas como cultivos de cobertura, labranza reducida y rotación de cultivos.

La regeneración del suelo se puede realizar por varios medios, entre ellos:

  • Restaurar una zona degradada a su estado natural.
  • Introducir y promover especies nativas.
  • Utilizar materia orgánica para mejorar las propiedades físicas y la fertilidad del suelo.
  • Usar cultivos de cobertura para aumentar la materia orgánica y controlar la humedad

 

¿Qué es la agricultura regenerativa y por qué es importante?

La agricultura de regeneración del suelo es una forma de cultivar que se centra en fortalecer el suelo y mejorar su calidad, con el objetivo de incrementar el crecimiento de las plantas y el rendimiento de los cultivos.

Además, es una parte importante de la agricultura sostenible. Implica prácticas que generan materia orgánica en el suelo, reducen la erosión, aumentan la retención de agua y de nutrientes, mejoran la estructura del suelo y crean comunidades de plantas más diversas en su campo.

El objetivo principal de este tipo de agricultura es aumentar la capacidad del suelo para retener agua y nutrientes. Esto se puede hacer de muchas maneras, incluyendo:

  1. Mejorar la estructura del suelo añadiendo compost u otra materia orgánica.
  2. Agregar cultivos de cobertura para proteger el suelo de la erosión durante los períodos de barbecho.
  3. Plantar diversas rotaciones de cultivos que incluyan leguminosas y gramíneas.

Además, la agricultura de regeneración del suelo es importante porque da como resultado mejores rendimientos de los cultivos. Los suelos sanos pueden retener mejor el agua, lo que mejora las condiciones de humedad para las plantas en zonas secas o durante períodos de sequía. También tienen mayores concentraciones de los nutrientes que las plantas necesitan para crecer bien.

Al mejorar la calidad del suelo, los agricultores pueden reducir la escorrentía de sus campos durante las tormentas para que no contamine los cauces de agua cercanos con exceso de nutrientes. Es, por tanto, una forma eficaz de mejorar la calidad del suelo. Implica devolver nutrientes y materia orgánica al suelo para restaurar su fertilidad y productividad.

 

Causas de la degradación del suelo

Para comprender mejor el creciente problema de la degradación del suelo es preciso analizar primero sus causas. La degradación del suelo, un proceso complejo que disminuye la calidad y la fertilidad del terreno, se ha observado cada vez más en todo el mundo, lo que genera preocupación sobre el futuro de los ecosistemas y la productividad agrícola de nuestro planeta.

Estas son algunas de las causas de la degradación del suelo:

  1. Sobrepastoreo
  2. Uso excesivo de pesticidas y fertilizantes
  3. Prácticas de riego inapropiadas
  4. Sobrecultivo
  5. Mal drenaje

 

¿Cuál es el beneficio de regenerar el suelo?

A medida que exploramos soluciones para combatir la degradación del suelo, es esencial resaltar el impacto positivo de su regeneración en nuestro medioambiente y sistemas agrícolas.

La práctica de la regeneración del suelo no solo revierte los efectos adversos de la degradación sino que también genera numerosos beneficios que mejoran la salud general de nuestro planeta.

 

 

 

Cómo regenerar el suelo: 5 principios fundamentales

A medida que crece la conciencia sobre la importancia de un suelo sano, tanto para el medioambiente como para la salud humana, cada vez más personas buscan regenerar suelos degradados.

Regenerar el suelo puede parecer una tarea desalentadora, pero la realidad es que basta con seguir algunos principios básicos.

 

 

 

¿Qué pueden hacer los agricultores para la regeneración del suelo?

Para los agricultores, la salud de su suelo está directamente relacionada con el éxito de sus cultivos y la viabilidad a largo plazo de su explotación. Por lo tanto, para promover la regeneración del suelo y garantizar la productividad continua de sus tierras, existe una variedad de técnicas y prácticas que pueden emplear.

A continuación se detallan algunas de las cosas que los agricultores pueden hacer para la regeneración del suelo:

  1. Cultivo de cobertura
  2. Prácticas agrícolas con labranza reducida o sin labranza
  3. Compostaje

 

Conclusión

Los beneficios de la regeneración del suelo son numerosos y de gran alcance, incluida la mejora de la salud del suelo, el aumento del rendimiento de los cultivos y la mejora de los servicios ecosistémicos.

Los agricultores pueden desempeñar un papel fundamental en la promoción de la regeneración del suelo mediante la adopción de prácticas y técnicas regenerativas.

Al priorizar la salud y la sostenibilidad del suelo, los agricultores pueden ayudar a crear un sistema agrícola más resiliente y productivo que beneficie tanto a las personas como al planeta.

 

 

 

Los bioestimulantes aumentan el rendimiento de las plantas entre el 5-10%

En la actualidad, existe un consenso cada vez más generalizado en el sector agrícola acerca de la necesidad de mejorar la sostenibilidad y preservar el medioambiente, reconociendo que esto depende en gran medida de la optimización de la producción en las mejores tierras de cultivo. Este enfoque se centra en reducir la presión sobre aquellas áreas que podrían destinarse a otros fines, incluida la conservación.

En este contexto, los fertilizantes bioestimulantes han emergido como una herramienta fundamental para promover una agricultura más sostenible. Estos productos contienen sustancias naturales o microorganismos que estimulan los procesos fisiológicos de las plantas, fomentando un crecimiento saludable y mejorando su resistencia a factores de estrés abiótico y biótico.

El papel crucial de los bioestimulantes se manifiesta en su capacidad para aumentar la eficiencia en el uso de nutrientes. Esto implica que los agricultores y ganaderos pueden aprovechar de manera más efectiva los fertilizantes, permitiendo un mejor aprovechamiento de nutrientes del suelo que, de otra manera, no estarían disponibles para las plantas. Un ejemplo destacado es la solubilización del fósforo en formas accesibles para las plantas, lo que eleva la calidad nutricional de los cultivos.

Además de favorecer la absorción de nutrientes, los bioestimulantes desempeñan un papel crucial en la capacidad de las plantas para tolerar el estrés abiótico, como sequías, temperaturas extremas, salinidad e inundaciones. Las duras condiciones de crecimiento pueden reducir los rendimientos de las cosechas, ya que los cultivos desvían energía hacia respuestas al estrés. En ausencia de bioestimulantes, el estrés puede incluso matar a la planta. En este sentido, los bioestimulantes actúan como un «seguro biológico», ayudando a las plantas a sobrellevar mejor el estrés y asegurando rendimientos más elevados.

Aunque no es su razón principal de uso, conseguir que las plantas sean más vigorosas ante el estrés abiótico probablemente las hará menos vulnerables a las enfermedades, de la misma manera que siguiendo una dieta equilibrada y saludable las personas logramos prevenir la aparición de ciertas enfermedades.

Otro aspecto importante es que los fertilizantes bioestimulantes favorecen un desarrollo radicular más robusto y contribuyen a mejorar la eficiencia en el uso del agua. Este efecto positivo en la gestión hídrica se traduce frecuentemente en un aumento general del rendimiento de los cultivos.

Todos estos beneficios han sido ampliamente probados y documentados en ensayos de campo y si bien los resultados dependen del cultivo en cuestión, del producto utilizado, del estado original del suelo, e del manejo, se han observado aumentos mínimos de rendimiento relacionados con el uso de bioestimulantes de en torno al 5 al 10%.

 

Un sector en crecimiento

En cuanto al panorama económico, el mercado europeo de bioestimulantes ha experimentado un crecimiento significativo, representando en la actualidad aproximadamente la mitad del mercado global. Las estimaciones de su valor oscilan entre 1,5 y 2 mil millones de dólares en 2022, según Market Date Forecast, Market and Markets y Dunham Trimmer, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) reportada del 10 al 12%.

Los fabricantes están altamente comprometidos con la investigación y el desarrollo (I+D) y reinvierten entre el 3% y el 10% de sus ingresos en este ámbito. Y esto a pesar de que, por lo general, se tarda de 2 a 5 años en llevar nuevos productos al mercado y existe una importante falta de protección durante el proceso para prevenir copias o ingeniería inversa de productos de bioestimulantes.

El fuerte compromiso de este sector con el I+D es evidente también ante las cifras de personal dedicado a actividades de investigación y desarrollo. Muchas empresas asignan entre el 10% y el 33% de su fuerza laboral a estas actividades, indicando una alta intensidad en comparación con otros sectores, según datos de la OCDE.

Además, los miembros han informado de más de 300 asociaciones de I+D con universidades y otros institutos de investigación públicos. Si bien la mayoría de ellos están en Europa, también incluyen socios en Australia, Brasil, Canadá, Chile, Ghana, México, Nueva Zelanda, Turquía y Estados Unidos.

DELAGRO recibe el Premio Diamante por su innovadora integración de proveedores en la cadena de valor

Con este galardón, AERCE reconoce la labor estratégica que desempeña DELAGRO, su apuesta por la digitalización, la efectividad de sus procesos de Compras y su aportación global al sector agroalimentario.

DELAGRO ha sido galardonada en la XII edición de los Premios AERCE El Diamante de la Compra, en la categoría de Integración de Proveedores en la Cadena de Valor, otorgados por la Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos (AERCE). Un reconocimiento al compromiso de la cooperativa con la innovación, la eficiencia y la excelencia en la gestión de la cadena de suministro.

La ceremonia de entrega de premios, celebrada en la Antigua Fábrica de Damm en Barcelona, congregó en la tarde de ayer a destacados expertos y profesionales del área de Compras y Procurement. En este entorno, DELAGRO reafirmó su compromiso en el avance de soluciones que no solo impulsen la automatización de procesos y la gestión centralizada de la información, sino que también contribuyan al avance del sector agroalimentario en su conjunto.

“Desde hace algunos años, nos encontramos inmersos en un proceso de automatización de tareas que no aportan valor y suponen fundamentalmente un coste administrativo, al tiempo que abogamos por un sistema de información inmediato que facilite nuestra opera-tiva interna”, explica Cristina González, Técnica de Compras de Delagro. En este sentido, Paco Ansede, responsable de Compras de DELAGRO: “Detectamos un cuello de botella en la información que nos facilitaban nuestros proveedores. La mercancía llegaba antes a la tienda de que se hubieran enviado los albaranes a la central, y como resultado se producían retrasos en la entrada de la mercancía a los puntos de venta, mala gestión de stocks, reclamaciones documentales y quejas constantes de nuestros socios”.

La implementación de un sistema de desarrollo propio de integración de albaranes por el que la cooperativa ha sido galardonada en la XII edición de los premios ‘El Diamante de la Compra’, ha permitido una comunicación más fluida y automatizada con los proveedores homologados, cuyos albaranes y documentos comerciales son compartidos en tiempo real y posteriormente importados de forma masiva en el ERP DelagrOS.

La comunicación automática de documentos comerciales con proveedores mejora la productividad, reduce sustancialmente los costes administrativos, así como las incidencias y reclamaciones, que han registrado una caída del 94% respecto al año anterior.

Este software, ideado por el equipo de IT de DELAGRO hace más de una década y perfeccionado a lo largo de los años, ofrece a las cooperativas y pymes del sector agroalimentario la posibilidad de planificar fácilmente y coordinar los diferentes elementos que dan soporte a su proceso productivo.

La integración de proveedores mediante este sistema de desarrollo propio ofrece múltiples beneficios. El responsable de Compras de la cooperativa detalla que, “además del ahorro de tiempo que se consigue automatizando procesos que hasta ahora realizábamos de forma manual,  las reclamaciones administrativas se han reducido en un 94%, la impresión de documentos comerciales y franqueo en un 83%, contribuyendo a la sostenibilidad medioambiental, mientras que la experiencia del cliente final ha mejorado sustancialmente como resultado de unos flujos de trabajo y tiempos de respuesta óptimos y precisos”.

Durante el acto de entrega de premios, Ansede expresó su agradecimiento a AERCE por este prestigioso galardón que “reconoce la labor estratégica que desempeña DELAGRO, su apuesta por la digitalización, la efectividad de sus procesos de Compras y su aportación global al sector agroalimentario”. También tuvo palabras de reconocimiento para el equipo que lo ha hecho posible y que sitúan DELAGRO a la altura de grandes compañías como Ferrovial o Danone, reconocidas en ediciones anteriores de estos premios.

Cabe destacar, que los Premios AERCE El Diamante de la Compra fueron creados con el objetivo de reconocer la labor de personas y entidades destacadas por su apoyo al desarrollo del área de Compras. Al mismo tiempo, pretende ser una clara herramienta de divulgación de las mejores prácticas empresariales y promocionar la función de Compras como una función clave en las organizaciones.

BLUE CYCLE, el aditivo que reduce las costras y olores del purín

BLUE CYCLE es un aditivo tecnológico que aumenta el valor fertilizante del purín, disminuye costras y malos olores,  contribuyendo a una nutrición más eficiente de los cultivos.

La cooperativa de segundo grado, DELAGRO, acaba de lanzar al mercado un innovador producto que busca optimizar el rendimiento de los purines para potenciar la fertilización tradicional. BLUE CYCLE es un aditivo para purines compuesto por diferentes tipos de microorganismos y enzimas que aceleran los procesos de descomposición de restos orgánicos al mismo tiempo que los mineralizan.

El purín es un recurso muy valioso en las explotaciones ganaderas debido a su importancia como fertilizante natural y su capacidad para mejorar la calidad del suelo y, por ende, el rendimiento de los cultivos.  El purín contiene nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas, como nitrógeno, fósforo y potasio, así como macros y micros, que son fundamentales para el desarrollo de los cultivos y la producción de las cosechas.

Al utilizar el purín como fertilizante, los agricultores pueden optimizar la aplicación de fertilizantes químicos sintéticos, lo que se traduce en un ahorro de costes para el agricultor. También tiene un impacto positivo en la sostenibilidad del sistema agrícola, ya que se disminuye la cantidad de productos químicos que ingresan al medio ambiente disminuyendo la huella de carbono asociada a su producción, algo que va en consonancia con las nuevas legislaciones en toda la Unión Europea en materia ambiental.

 

BLUE CYCLE reduce costras y tiempo de batido del purín

Hasta el 50% del nitrógeno que se aporta en abonado puede perderse por volatilización o lixiviado. En ambos casos se produce un perjuicio económico y medioambiental. Las pérdidas de nitrógeno pueden acabar tanto en la atmósfera, en forma de gases nocivos para la salud y gases de efecto invernadero, como filtrarse a aguas subterráneas destinadas al consumo humano. Al mismo tiempo, debido a estas pérdidas, el ganadero está desaprovechando gran parte del valor fertilizante del purín, por lo que tendrá que recurrir al uso de más fertilizantes de origen químico, con el consecuente gasto que eso supone.

Fosa de purín en Mazaricos (A Coruña) tratada en la parte derecha con BLUE CYCLE, donde se aprecia claramente que está mucho más liquida y sin costra que la parte izquierda.

 

DELAGRO, conjuntamente con Alltech, pone a disposición del ganadero una solución novedosa, sostenible e innovadora cuyo objetivo es contribuir a mejorar la rentabilidad y eficiencia de las granjas.

BLUE CYCLE es el producto más completo para la optimización y mejora de los purines que podemos encontrar a día de hoy en el mercado. Tiene como principal objetivo ayudar al ganadero a optimizar la fertilización y mejorar el manejo del purín, ya que evita la formación de costras y malos olores. Esto se traduce en que el tiempo de manipulación y batido del purín se reduce, produciendo un ahorro de costes y tiempo muy importantes.

Otro de los beneficios que podemos obtener con BLUE CYCLE es evitar la pérdida de nitrógeno amoniacal, un elemento fundamental en la fertilización, evitando así pérdidas por volatilización o lixiviado. Con esto, conseguimos aumentar el valor fertilizante del purín, maximizando la disponibilidad de nutrientes para los cultivos, lo que se traduce en una mayor producción.

Los microorganismos presentes en este producto ayudan a mitigar las emisiones de amoníaco, otros gases nocivos y malos olores que se producen como consecuencia de la descomposición de los residuos, lo que reduce el impacto ambiental del uso del purín.

BLUE CYCLE es una formulación líquida que se aplica directamente en los pasillos, emparrillados o en la fosa. Su aplicación fácil y sencilla garantiza al ganadero un mejor uso y manejo de los purines. DELAGRO, conjuntamente con Alltech, pone a disposición del ganadero una solución novedosa, sostenible e innovadora cuyo objetivo es contribuir a mejorar la rentabilidad y eficiencia de las granjas.
 

 

Más información

Daniel Baizán

Product Manager Blue Cycle DELAGRO

daniel.baizan@delagro.org / 636 264 718

“El sector agroganadero se enfrenta a un cambio nunca visto en este siglo”

El responsable y la responsable adjunta del área de Producción Vegetal de DELAGRO Javier Caneda y Ana Martínez, junto al responsable Comercial y de Marketing, José Manuel Díaz, analizan los positivos resultados de la campaña 2022-23 y reflexionan sobre la evolución del sector agroganadero durante este período, marcado por los retos y oportunidades que trae consigo la transición del modelo productivo actual hacia la integración europea, movida por los objetivos globales de desarrollo sostenible.

DELAGRO, integrada por 21 cooperativas socias de Asturias, Cantabria y Galicia, ha concluido su campaña 2022-23 con buenos resultados de ventas y un ambiente de optimismo pese a la coyuntura económica que ha sobrevolado su desarrollo. Si bien es cierto que los desafíos que han debido enfrentar durante el ejercicio han sido múltiples, la cooperativa de segundo grado celebra que ha logrado mantener, un año más, su estela de crecimiento.

“El volumen de negocio alcanzado en la última campaña muestra un incremento del 9% respecto al pasado año, impulsado principalmente por la buena evolución de las ventas de materias primas para la alimentación animal, que constituyen en torno a un 65-70% de nuestra cuenta de explotación, junto con los insumos de producción vegetal, otra familia que también es muy importante para DELAGRO”, explica Javier Caneda, responsable del área de Producción Vegetal de la cooperativa.

“Estos resultados, ya de por sí favorables, tienen un mayor valor si se tiene en cuenta que los costes productivos se han disparado y por extensión los costes de aprovisionamiento. El encarecimiento de lo que le cuesta a un ganadero producir un litro de leche o un kilo de carne ha impactado fuertemente en el sector, que en esta campaña ha vuelto a confiar en DELAGRO como un aliado capaz de ofrecerle soluciones a la altura de las circunstancias”.

“El volumen de negocio alcanzado en la última campaña muestra un incremento del 9% respecto al pasado año, impulsado principalmente por la buena evolución de las ventas de materias primas para la alimentación animal»

“Por el elevado volumen de compras que gestionamos y la relación directa que mantenemos con los principales productores a nivel mundial, DELAGRO ha actuado siempre como un estabilizador de los precios. Sin embargo, la alta concentración de poder en el mercado, donde un número muy reducido de empresas controlan la mayor parte de la producción mundial de materias primas, supone también un reto a la hora de negociar”, señala Caneda. En este sentido, cabe destacar que España es un país eminentemente importador -el segundo país del mundo y el primero de la Unión Europea que más cereales importa de Ucrania, por ejemplo- por lo que su dependencia de los precios fijados por el mercado exterior es muy alta.

La responsable adjunta de Producción Vegetal, Ana Martínez, coincide en que “el elemento más diferenciador de esta campaña ha sido el incremento de los costes productivos”, aupados por el ambiente de inflación y el encarecimiento de las materias primas, los carburantes y la energía. Los precios, que alcanzaron su cota máxima a finales del pasado año, “se han estabilizado e incluso reducido en algunos casos, pero todavía no han alcanzado, ni posiblemente lo harán a medio plazo, los niveles prepandemia”. No obstante, y como aspecto positivo a destacar, el abastecimiento de materias primas e insumos “que supuso un auténtico quebradero de cabeza en 2022” ha estado garantizado durante toda la campaña.

Además del incremento de los costes de aprovisionamiento y por tanto de los precios, Martínez señala que “las producciones agrícolas sufrieron una reducción considerable como consecuencia de la ola de calor vivida en Europa el año pasado, que se ha traducido en una menor demanda de semillas”.

Por último, la introducción de nuevos requerimientos normativos ha marcado de manera importante la campaña. Esto, asegura Martínez, contribuirá a la evolución progresiva del modelo productivo en nuestro país y su cumplimiento requerirá “una nueva forma de pensar más estratégica y a largo plazo”.

«El encarecimiento de lo que le cuesta a un ganadero producir un litro de leche o un kilo de carne ha impactado fuertemente en el sector, que en esta campaña ha vuelto a confiar en DELAGRO como un aliado capaz de ofrecerle soluciones a la altura de las circunstancias”.

 

La necesaria transición a una manera de producir más sostenible

Para Javier Caneda, el proceso de adaptación a la normativa europea en el ámbito de la nutrición de los suelos y en el uso de los productos fitosanitarios ha sido uno de los aspectos más destacables de los últimos meses, junto a los nuevos requerimientos en el ámbito de la alimentación animal tras la introducción de la nueva Ley de Bienestar Animal. “El sector agroganadero se enfrenta a un cambio nunca visto en este siglo”, explica.

Con la mirada puesta en el futuro y en Europa, ambos destacan que este proceso supone un “cambio radical” y un gran reto para el sector, pero también una gran oportunidad: “Nuestros objetivos estratégicos están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y por ello asesoramos y formamos a nuestros socios para acompañarlos en su adecuado cumplimiento. También les ofrecemos las herramientas necesarias para que puedan anticiparse a todas aquellas novedades legislativas que afecten a su actividad, como la PAC o el Pacto Verde.”

A partir de ahora, subraya Caneda, ya no se podrá producir “lo que quiero cuando quiero y como quiero”, sino que la actividad agroganadera tendrá que llevarse a cabo respetando las características y limitaciones de cada entorno. “Los fertilizantes y productos fitosanitarios serán los más afectados por estas nuevas normativas dado su impacto directo en los suelos y el medioambiente”.

También en lo que respecta a la alimentación y cuidado de los animales de consumo, las nuevas regulaciones aprobadas buscan dar continuidad al objetivo de reducir el uso de antibióticos y garantizar el bienestar animal en las granjas, “Esto obligará al sector a asumir cambios importantes en el manejo y gestión de las explotaciones”, afirma el responsable del área de Producción Vegetal de DELAGRO.

Para José Manuel Díaz, responsable Comercial y de Marketing, “la anticipación y el trabajo que llevamos realizando en DELAGRO desde hace muchos años, nos ha permitido situarnos a la vanguardia del sector y poder ofrecer a tiempo a nuestro socios nuevos productos y servicios para facilitar esta transición hacia un modelo productivo más eficiente y respetuoso con el entorno”.

La primera de estas apuestas fueBlue Star, un fertilizante bioestimulante desarrollado de la mano de la multinacional Alltech, que según Díaz, “constituye una importante novedad en el ámbito de los fertilizantes, porque además de contribuir a una agricultura más sostenible, cumple con las nuevas exigencias medioambientales de las ayudas de la PAC”.

Posteriormente, con el lanzamiento de FERPLAN, “DELAGRO puso al servicio del ganadero una tecnología única en el mercado que permite personalizar el plan de nutrición vegetal de una parcela y ofrecer a cada suelo únicamente los aportes que necesita en función de sus características”, destaca el responsable Comercial y de Marketing de la cooperativa.

“La anticipación y el trabajo que llevamos realizando en DELAGRO desde hace muchos años, nos ha permitido situarnos a la vanguardia del sector y poder ofrecer a tiempo a nuestro socios nuevos productos y servicios para facilitar esta transición hacia un modelo productivo más eficiente y respetuoso con el entorno”.

No obstante, una parte esencial del trabajo que realiza la cooperativa de segundo grado tiene una función didáctica y se orienta a ayudar a sus socios a ver en esta transición de modelo productivo una oportunidad de crecimiento más que una amenaza. “Nuestra prioridad es acompañar a nuestros socios para que la adaptación a este nuevo escenario sea lo más ágil posible, de manera que pueda convertirse en una ventaja competitiva frente a otros productores”, señala Díaz.

 

Fortalecimiento del cooperativismo

Ante la incertidumbre económica y los desafíos regulatorios que planean sobre el sector, el cooperativismo se revela como un modelo eficaz y más necesario que nunca.

“Es cierto que las empresas privadas suelen ser más ágiles en la toma de decisiones, pero técnica y profesionalmente no hay equipos más fuertes que los de las cooperativas”, señala Javier Caneda. Su influencia ha ido en aumento en los últimos años y hoy su liderazgo es indiscutible. “El mercado maniobra y fija sus precios en función del que ofrecen las cooperativas”.

“Además, las cooperativas están a la cabeza en cuanto a tecnificación de las granjas, con cabañas cada vez más numerosas que demandan un manejo mucho más preciso y producciones más concentradas”, añade Caneda.

“La labor que dirijo en Rock River está cambiando la visión de los expertos en nutrición y de los ganaderos”

María Hermida es, desde 2020, la directora general para España de Rock River, una compañía americana con sede en Wisconsin y propietaria de una potente red de laboratorios especializados en análisis agrícolas a nivel mundial.

Antes de iniciar una nueva etapa con Rock River, desarrolló su carrera profesional en la Diputación de Pontevedra desempeñando diferentes cargos a lo largo de 30 años, desde técnico analista de laboratorio hasta jefa de servicio en el laboratorio de Mouriscade entre los años 2008 y 2020.

Su carrera profesional se ha desarrollado en contacto permanente con la tecnología NIR en el análisis de nutrición animal y su visión de futuro respecto a las oportunidades que ésta ofrecía – ya por los años 90 -, culmina con un acuerdo en exclusiva para dirigir el desarrollo de la actividad de Rock River en España. Un importante hito que, con su esfuerzo y pasión, ha contribuido a visibilizar el papel de las mujeres en el ámbito científico en un sector tradicionalmente masculino.

En esta entrevista analizamos, de la mano de María Hermida, la evolución del sector de la nutrición animal y los retos que trae consigo la sostenibilidad en el ámbito agropecuario. Una oportunidad de conocer más a fondo su trayectoria profesional y su labor al frente del único laboratorio que Rock River tiene en España.

Pregunta: ¿Cuándo te incorporaste al proyecto Rock River Lab en España y qué ha supuesto en tu desarrollo profesional?

Respuesta: Los sistemas dinámicos de formulación empezaron a abrirse camino en España en 2016. Seguí sus avances a través de algunos expertos en nutrición animal y diversos artículos en revistas especializadas, pero es necesario nutrir al sistema con los parámetros de digestibilidades de nutrientes de una forma rápida y rutinaria.

En 2018, durante mi visita a la sede central de Rock River en Wisconsin, pude comprobar de primera mano el riguroso trabajo de esta compañía, la seriedad de sus fundadores e incluso la coincidencia en varios aspectos de la tecnología NIR.

Además, vi que toda la información de la que disponían se podía transportar fácilmente a cualquier país a través de los laboratorios satélites que trabajaban con Rock River.

Fue a partir de ese momento cuando tuve claro que el sistema de analíticas en Galicia, ancladas en cuatro parámetros desde el año 99, ya no era suficiente. Esto, unido a una decisión política tomada por la Diputación a finales de 2020, me impulsó a desarrollar una nueva etapa como profesional independiente en el mismo ámbito profesional en el que llevo más de tres décadas.

Esta nueva etapa supone una gran satisfacción profesional para mí porque no sólo me permite aportar mi experiencia y conocimiento en el trabajo diario, sino que cuento con el respaldo de un excelente equipo técnico de la central de Rock River en Wisconsin.

 

“Si la actividad que he desarrollado a lo largo de mi trayectoria profesional la hubiera realizado un hombre, tendría mucha más visibilidad y reconocimiento.”

 

P: ¿Cuál es la actividad principal del Rock River Lab?

R: En España la principal actividad de Rock River es el análisis de todos los componentes de la nutrición animal, desde ensilados, forrajes, materias primas, concentrados etc. Todo ello aportando siempre los parámetros de digestibilidad de nutrientes, análisis NIR con ecuaciones muy robustas. También dispone de ecuaciones para material en fresco, lo cual es importante si queremos evaluar cómo se transforman los forrajes con el paso del tiempo.

Pero esta actividad principal puede complementarse con otras como los análisis de tierras, el análisis de procesado del grano de maíz (KPS) o el análisis de micotoxinas, por ejemplo, simplemente enviando las muestras a Wisconsin sin que ello suponga un excesivo tiempo de respuesta.

 

P: ¿Opera igual en todos los países en los que está presente?

R: Sí, todos los laboratorios satélites de Rock River funcionan de la misma forma. Utilizamos las mismas ecuaciones NIR, realizamos los mismos controles para verificar el trabajo que se realiza y adicionalmente, recibimos formación técnica desde Wisconsin a través de webinars organizados periódicamente por los responsables. Esto sin duda me hace sentirme muy unida a la familia Rock River para mi desarrollo profesional.

P: ¿Cuáles son los servicios más demandados en este laboratorio de análisis de referencia en Galicia?

R: Los análisis más demandados en Galicia son, sin duda, los de ensilados y forrajes. Un importante valor de Rock River es que está cambiando la visión tanto de expertos en nutrición como de los propios ganaderos, gracias a un contenido muy completo y de fácil compresión.

La compañía ofrece, además, otros servicios en nuestra región como el análisis de aguas, purín, análisis microbiológicos -que se realizan en las propias instalaciones- y también de otras matrices que se envían a Wisconsin. Algunos ejemplos son el análisis de tierras, de estiércoles, de fertilizantes o de foliares, entre otros.

P: ¿Cómo crees que ha evolucionado el sector en un mejor control de la calidad de los ensilados, análisis de muestras TMR, nutrición animal, etc.?

R: El sector de la nutrición animal ha evolucionado muchísimo en los últimos años. Hemos pasado de realizar un análisis de un silo una sola vez con tres parámetros analíticos (materia seca, proteína, fibra y almidón), a analizar un silo a medida que el frente avanza –cada semana o cada 15 días– con una gran cantidad de información analítica como parámetros de conservación, paquete completo de carbohidratos, las fracciones de nitrógeno completas, el paquete de aminoácidos, o la digestión de nutrientes a diferentes horas, entre otros. Además, ahora dispondremos de toda esta información en menos de 24 horas.

También hemos evolucionado mucho en la ejecución de silos bien hechos, teniendo en cuenta los beneficios que aportan los conservantes y las buenas prácticas de pisado y cerrado. Hoy en día la mayoría de silos tienen conservaciones muy aceptables.

Respecto al TMR, hace unos años apenas se analizaba y hoy una granja con 100 animales lo hace semanalmente.

P: ¿Crees que hoy en día existe más conciencia sobre la importancia de monitorizar estos aspectos?

R: Sin duda. Actualmente los ganaderos están concienciados de que el seguimiento y monitorización de la nutrición animal de su granja -a través de analíticas periódicas- supone grandes ventajas, entre las que destaca la toma de decisiones con información y con criterio.

Los ganaderos de hoy además de grandes profesionales también son empresas, por tanto, se juegan una parte muy importante de los beneficios en el tema de la alimentación, con ensilados y forrajes bien conservados, con buenas digestibilidades y con asesoramiento de especialistas en nutrición que sepan transportar todo eso al rumen del animal. 

P: ¿Cómo contribuye la realización de analíticas periódicas a una actividad agropecuaria más sostenible?

R: Las analíticas periódicas nos ofrecen mucha información a la hora de apoyar la toma de decisiones en diferentes aspectos de la actividad agropecuaria, pero sin duda uno muy importante es el desarrollo de una actividad más sostenible.

Por ejemplo, el análisis periódico de un silo de maíz ayuda a evaluar la evolución de digestibilidad que ha tenido el almidón. Si al cabo de tres meses la digestibilidad está en 99 %, tendríamos la seguridad de haber escogido la semilla adecuada. Si por el contrario se encuentra en el 80 %, habría que hacer una reflexión como, por ejemplo, ¿He comprado la variedad adecuada? Lo siguiente sería abrir ese silo porque se necesita, pero con esa digestibilidad de almidón, los animales no lo aprovecharían e iría a las heces. En definitiva, no sería rentable y además el purín no tendría una buena transformación.

P: ¿Las novedades sobre legislación medioambiental tendrán algún tipo de impacto en el trabajo que realizáis desde el laboratorio?

R: Los nuevos requerimientos y normativas medioambientales supone una reorganización de la explotación con datos y con información.  Esto incluye los análisis de tierras, los análisis de purines y estiércoles, y ajusta la demanda de nutrientes que necesita esta planta en este momento y cuanto tenemos que aportar.

Estoy convencida de que, después de un periodo de transición y de ajuste, lo que ahora percibimos como una exigencia se convertirá en una gran oportunidad para las explotaciones agropecuarias en materia de sostenibilidad, y llevará consigo grandes beneficios como el incremento de su rentabilidad.

P: ¿Hay algún servicio novedoso que tengáis previsto ofrecer a corto plazo?

R: Justamente en la última reunión que mantuve con los responsables de Rock River en Wisconsin me trasladaron que en un plazo máximo de 2 meses tendremos novedades muy interesantes que aportar al sector. Y espero, por supuesto, que sean de utilidad para Rock River de Galicia.

P: En un sector tradicionalmente masculino y donde las mujeres todavía gozan de poca visibilidad y reconocimiento, ¿te has encontrado con alguna limitación por el hecho de ser mujer?

R: Aunque es cierto que asistí a muchas reuniones en las que yo era la única mujer a finales de la década de los 90, nunca he sentido que existieran limitaciones ni obstáculos en ese sentido. De lo que sí estoy segura es de que, si la actividad que he desarrollado a lo largo de mi trayectoria profesional la hubiera realizado un hombre, tendría mucha más visibilidad y reconocimiento. Por eso mi satisfacción personal es más grande, si cabe. 

DELAGRO celebra su Asamblea General anual

La cooperativa de segundo grado se mantuvo en la estela de crecimiento de años anteriores, a pesar de la complejidad del escenario político y económico que marcó el ejercicio 2022. En algunas familias la cifra de ventas fue inferior, pero el aumento de los precios contribuyó a elevar el volumen de negocio por encima de los 338 millones de euros.

DELAGRO S. Coop. celebró hoy su Asamblea General anual en un acto en el Hotel Spa Attica 21 de Villalba (Lugo). Un encuentro en el que se han dado cita representantes de las cooperativas socias y en la que se llevó a cabo la presentación de cuentas y la Memoria de Actividades de 2022.

DELAGRO quiso aprovechar este encuentro para hacer repaso del ejercicio anterior, en el que logró mantener la estela de crecimiento de años anteriores y cerrar un balance positivo. La cooperativa de segundo grado afronta con confianza los nuevos retos que se presentan este año en un contexto de mercado protagonizado por el repunte histórico de precios de las materias primas, energía o carburantes y especialmente de los fertilizantes, cuyo incremento promedio fue de un 300% respecto al mismo periodo de 2021.

Unos resultados que, según el presidente de DELAGRO, Daniel Ferreiro, se deben a una sólida planificación que ha encontrado en la adquisión anticipada y la diversificación de proveedores sus mayores aliados, para hacer frente a las fuertes fluctuaciones del mercado. Esto ha permitido a la cooperativa no sólo continuar ofreciendo precios competitivos a sus socios, si no también amortiguar el impacto del alza de los costes de producción y la inflación. Durante su intervención, Ferreiro quiso subrayar que: “Los resultados obtenidos en 2022 ponen de manifiesto que DELAGRO es una organización resiliente y audaz, con una profunda capacidad de adaptación al cambio incluso en los escenarios más adversos”.

Otro de los temas abordados en el encuentro fue el contexto legislativo en España, que en 2022 estuvo marcado por la introducción de nuevos requerimientos en materia de Sostenibilidad, tanto en el ámbito de la nutrición de los suelos como en el uso de los productos fitosanitarios.

Con el objetivo de contribuir a que sus asociados den los pasos necesarios en el cumplimiento de la nueva normativa e incluso puedan anticiparse a ella, DELAGRO realizó dos importantes lanzamientos: FERPLAN y Blue Star.

 

Con los lanzamientos de FERPLAN y Blue Star, DELAGRO da un importante paso en el avance de soluciones de cultivo más rentable y eficiente, y se convierte en punta de lanza del sector en materia legislativa de protección medioambiental.

 

La clave de los resultados: innovación y adaptación al cambio

En linea con su firme compromiso en el avance de soluciones de cultivo más rentable, productivo y eficiente, el lanzamiento a finales de 2022 de FERPLAN, una novedosa tecnología que dará un giro de 180º a los sistemas de fertilización actuales, posiciona a DELAGRO a la cabeza del sector en materia legislativa de protección medioambiental.

En esa misma linea, y de la mano de la multinacional americana Alltech, la cooperativa de segundo grado ha presentado Blue Star, un innovador fertilizante bioestimulante que además de contribuir a una agricultura más sostenible, cumple las nuevas exigencias medioambientales de las ayudas de la PAC porque optimiza la eficiencia durante el proceso de nutrición de las plantas.

Este ambicioso proyecto, en el que DELAGRO llevaba trabajando tres años, recibió muy buena acogida en el sector y cosechó un gran éxito de ventas.

Por último, pero no menos importante, DELAGRO inició el pasado año un proceso de transición a nivel organizativo y siguió apoyando a las cooperativas socias en su camino hacia la digitalización y la mayor eficiencia en sus procesos y procedimientos administrativos. A este respecto, el director financiero de DELAGRO, Martín Díaz, quiso destacar que: “A pesar de la complejidad del escenario político y económico, DELAGRO se mantuvo en la estela de crecimiento de años anteriores. En algunas familias la cifra de ventas fue inferior, pero el aumento de los precios contribuyó a elevar el volumen de negocio por encima de los 338 millones de euros”.

Finalmente, otra de las firmes apuestas de DELAGRO ha sido la de seguir avanzando en su Plan de Igualdad de Oportunidades para convertirse en una organización más moderna, diversa e inclusiva.